acción y opinión

Lo que no es la pena

In opinión on abril 13, 2010 at 12:10 am

Para que una acción sea considerada como delito, debe existir primeramente, una necesidad real de que dicha acción sea reprimida, pues la misma perjudica de manera directa los bienes jurídicos de la sociedad (la vida, la salud pública, el pudor y la libertad sexual, etc.).

Es mediante la elaboración científica de una política criminal en donde cada Estado contemplará la posibilidad de penalizar tal o cual actividad; ello implica, que no deberían penalizarse actividades porque a ciertas personas con poder político o porque a un sector de la sociedad económicamente empoderado sencillamente “le molesta la cuestión”.

Asimismo, una acción será delito sólo sí es contemplada como tal en una ley que deberá ser sancionada por los órganos estatales correspondientes. Esta ley en su contenido, anuncia como delito determinada acción, pero también asigna un castigo por la comisión del hecho, al cual se le denomina pena.

La pena (y específicamente la pena de privación de libertad) viene a ser ese poder sancionador y preventivo del Estado. Sancionador porque busca la reprimenda del individuo que cometió el delito. Preventivo porque se entiende que al establecerse un castigo por la comisión de esa acción reconocida como delito, se evitará – coercitivamente –, que los demás individuos la realicen.

Algunos dicen que la pena de cárcel es reparadora, porque busca que de alguna manera se arregle el daño causado a la sociedad, aunque entiendo que sólo las penas pecuniarias (las que implican dar cierta cantidad de dinero o bienes que és el ejemplo de los días multas) o las que implican la obligación de realizar un trabajo comunitario son las que pueden reparar en alguna medida, algún mal causado a bienes jurídicos materiales como la propiedad, no así a bienes inmateriales (y de mayor importancia que los materiales) como la vida, el pudor y la libertad sexual ola salud pública. En este caso habría que hacerse la siguiente pregunta: ¿Qué resolvemos cuando encerramos a alguien en la cárcel?

La pena no es más que un mecanismo de los Estados modernos cuyo objetivo es la sanción de ciertas acciones que producen un daño grave a los bienes jurídicos de la sociedad, es el caso de los homicidios, la violación carnal, el narcotráfico, etc., ahora bien, la pena no es una panacea social; en otras palabras, sería imprudente por parte de las autoridades públicas pretender que con penar cualquier acción o hacer las penas de privación de libertad más gravosas, sin atender a una política criminal científica, se lograran resolver todos los problemas sociales incluyendo el crimen, menos cuando estos problemas tienen su génesis en la propia deficiencia de las instituciones sociales.

No podemos pretender – por ejemplo –, que con una nueva ley que penalice la corrupción con 30 años de cárcel, se acabe con ese flagelo, en un país en el que por décadas ha sido normal que las autoridades desde el Policía de Tránsito hasta el Ministro de Estado sean sobornados.

Lo mismo sucede con la pena de muerte. Y es que a las grandes mafias del crimen panameño, la idea de la posible institucionalización de la pena capital no les produce ni la menor preocupación, pues, los organismos de investigación del delito, así como las instituciones de delegación de justicia han demostrado su ineficiencia para ponerles en jaque con las penas actuales ¿habrá alguna diferencia con la instauración de la pena de muerte?; y aún más absurdo es pensar que imponiendo carcelazos a los que protestan en las calles éstos dejarán de hacerlo, considerando que los cierres de calles han sido una forma eficaz de que los problemas reales (cuyas soluciones recaen en responsabilidad gubernamental) de comunidades, sindicatos entre otras agrupaciones sociales, sean por lo menos escuchados por las autoridades públicas correspondientes, o en el mejor de los casos, resueltos.

La posible institucionalización de la pena capital, así como el uso excesivo de la pena de privación de libertad demuestran:

1- La carencia de una política criminal fundamentada en datos científicos y en el conocimiento de necesidades sociales reales,

2- La incapacidad de las autoridades gubernamentales de darle solución a las problemáticas socio económicas más básicas de la población, y

3- La propensión de las autoridades públicas de buscar en la represión, la solución del problema socio institucional que se vive en Panamá.


Joao Quiróz Govea

Manos & Cerebros

Anuncios
  1. Muy atinada la aseveración de Joao, y realmente hay que tener presente que a nuestros país se le da la infraestructura económica para desarrollar paleativos por parte de agentes financieros internacionales al flagelo de la delincuencia. No obstante, el dinero que se gasta en consultorías externas que no se adecuan a la realidad panameña demuestran una y otra vez la ineptitud de la autoridades panameñas. El aumento de la pena de prisión a 30 años y ni siquiera regulando la pena capital, disminuirá el alto nivel de delincuencia que azota a nuestro país, toda vez que primeramente los niveles de resoliacización son bajos, las medidas preventivas son ineficientes y las represivas (cárceles) educan negativamente al delicuente como mejorar su intercriminis. Otro punto, a desarrollar es, cómo pretenden las autoridades aumentar la pena máxima a 30 años de prisión cuando el estado de las cárceles dejan mucho que decir, pues el asinamiento, la insalubridad, la mala alimentación, los tratos inhumanos, son factores que insensibilizan y resienten más al reo, y crear más cárceles tampoco disminuirá el problema.

  2. De igual modo considero muy objetivo tu trabajo y en mi humilde opinion podria decir que en la realidad y esta evidenciado que cuando se prohibe o se reprime algo o a alguien se da la tendencia negativa que en vez de desviar esa conducta muy por el contraio se acentúa(es el caso de carcelasos a quienes realicen huelgas) por lo cual considero que con penas de privación de libertad no se disminuirá esta conducta sino que en contraposición se daran mas de seguido y de mayores magnitudes por lo que digo que lo que esta haciendo el estado es evitando enfrentar la real problematica que existe ya que estos aumentos de pena no son una solución y concuerdo contigo en que el problema es mucho más serio y lo que se deja ver es la incapacidad de las autoridades y la falta de voluntad en realizar un trabajo socio económico serio sobre las necesidades de la población basado en estudios científicos reales.
    Ya que considero que la forma correcta de hacer las cosas seria sentarse representantes del gobierno y de los diferentes grupos y plantear los problemas que enfrenta la sociedad para luego buscar una real solución lo cual es trabajo del Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: